El Holocausto

Llama

El Holocausto

A partir de 1941 y hasta los finales de la guerra en 1945, salvajemente fueron perseguidos y aniquilados los judíos de todos los países ocupados por el ejercito alemán. Y para poder llevar a cabo tan maquiavélico plan, fue que se diseñaron los campos de exterminio, una maquinaria obscura y eficaz que prometía alcanzar esa “solución final” que tanto promovía la propaganda nazi. Quizás lo mas repulsivo e indignante, es que ese delito haya sido concebido por mentes instruidas, por asesinos, que desde detrás de sus escritorios planearon experimentos genocidas.

Una operación de tan grandes dimensiones no podía llevarse a cabo en cualquier sitio, por lo que se decidió que Aushwitz y Birkenau serían los lugares adecuados. Se iniciaron así las deportaciones de judíos utilizando cualquier pretexto. Llevándolos con engaños y a la fuerza hasta el paredón de fusilamiento, la cámara de gas y los hornos crematorios.

Maidanek, Bergen Belsen, Buchenwald, Chelmo, Dachau, Sobibor, Treblinka, Ponar, Belzec, , Theresienstadt, Matthausen, son solo algunos de los nombres de aquellos campos de la muerte. Centenas de pueblos fueron despojados de sus habitantes, comunidades enteras borradas de la faz de la tierra.

Nuestra mente escucha las cifras y examina los hechos y se resiste a entender que se refieran a seres humanos. Durante el Holocausto fueron asesinados seis millones de judíos. De este espeluznante número, un millón y medio eran niños. Un futuro hecho cenizas. Toda una generación que se fue… También una gran número de líderes políticos, comunistas, gitanos, homosexuales, católicos, discapacitados, etc.


© 2020 - Museo Histórico Judío México

Menú de Navegación