La Marcha de la Vida

  • La marcha de la vida es un viaje anual donde miles de jóvenes judíos de todo el mundo se reúnen en Polonia e Israel para recordar dos de las fechas mas importantes del calendario moderno: El día de la conmemoración del holocausto y el día de la independencia del Estado de Israel.

    El propósito de este viaje es que los jóvenes sean testigos de primera mano de la historia y de los alcances de la maldad del ser humano.

    La primera etapa del viaje consiste en visitar varias ciudades de Polonia como Varsovia, Cracovia y Lublín.

    Donde se establecieron vibrantes comunidades judías hasta antes de la segunda guerra mundial. Estas poblaciones que fueron el fundamento y centro de la vida judía de todo el mundo. Hoy solo quedan en la memoria.

    Después de observar y tratar de retratar este mundo que se fue, los jóvenes visitan campos de concentración como: Majdanek, Treblinka, y el famoso complejo de Aushwitz Birkenaw.

    En esos campos dos y medio millones de judíos y otros fueron asesinados por los nazis.

    Los jóvenes participan en una marcha de Auscwitz a Birkenaw en el día de a conmemoración del Holocausto.

    Esta marcha simbólica vuelve a trazar los pasos que muchos miles de civiles inocentes fueron forzados a emprender durante su aniquilación que fue llamada la Marcha de la Muerte.

    La diferencia con la actual es que esta es la Marcha de la Vida en la que cientos de jóvenes marchan hombro con hombro para demostrar que nunca olvidaran las atrocidades cometidas.

    La marcha culmina con un servicio religioso para conmemorar a todas las victimas del holocausto que se lleva a cabo dentro del campo de concentración de Auschwitz-Birkenaw.

    La segunda parte del viaje consiste en llevar a estos jóvenes en un viaje a la tierra de Israel donde toman parte en el día de recuerdo y en el día de la Independencia de Israel.

    ambién se les hace conscientes del las dificultades del proceso para alcanzar la paz en el medio oriente a través de discusiones, conferencias y visitas.


© 2020 - Museo Histórico Judío México

Menú de Navegación